Demandarán ante la FGR a empleados del RNPN filtraron información de pareja de Eugenio Chicas

0
184

La presidenta del Registro Nacional de las Personas Naturales (RNPN), Margarita Velado, confirmó esta mañana que las personas que dieron a conocer información privada de Blanca Ayala –pareja del secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas- fue filtrada por empleados de esta institución de Gobierno.

“Ya sabemos quiénes penetraron en la base, siendo trabajadores del Registro, de manera abusiva y sin tener facultades para ello. Será la Fiscalía la que va a decidir si ellos son los que filtraron o no”, dijo la funcionaria a su salida de la comisión de asuntos electorales de la Asamblea Legislativa.

En un hecho calificó como “intolerable” explicó que las autoridades del Registro están investigando el hecho, donde fue vulnerada la información de Ayala. Y se ha estimado que es un grupo de 10 empleados de distintas unidades las que se involucraron en violación de ingreso a la base y la filtración de información.

Agregó que ya han notificado a la Fiscalía General de la República (FGR) quienes serán los que determinarán responsabilidad de los empleados que han sido señalados como los autores de la filtración.

Asimismo, sostuvo que se implementarán sanciones al interior de la institución. “A mí juicio sí amerita despido”, aseguró aunque dejó claro que no es ella la que decidirá sobre las acciones que se van a ejecutar en contra de los 10 empleados señalados de diferentes unidades de la institución.

Explicó que estos 10 empleados aún están trabajando en el RNPN, pero han sido removidos a otras áreas en lo que se realiza la investigación pertinente.

Por otro lado informó que como medida para evitar este tipo de situaciones se implementado la prohibición del uso de celulares dentro del RNPN. “Ahí la gente ve si puede filtrar y es una medida general”, manifestó.

La filtración de la información del RNPN tuvo como origen una denuncia que hizo el alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, en una entrevista televisiva, donde acusó a Chicas de haber violado a una hija de crianza y para ocultar el abuso se había casado con ella. Tras esas declaraciones una ola de insultos, memes e imágenes personales de Chicas y su pareja comenzaron a publicarse en redes sociales.

Eso llevó incluso a que Chicas demandara al alcalde por difamación e interpusiera un aviso ante la Fiscalía para que averiguara la procedencia de las información filtrada. La pareja de Chicas hizo una petición expresa, a través de un video, que se detuviera esta ola de ataques en redes sociales.