fbpx

Una niña, de tan solo 2 años, pierde la vista por uso excesivo del celular

Una niña de dos años tiene una severa miopía debido al uso excesivo del celular. Sus papás se lo dieron cuando cumplió un año para “mantenerla callada” y que tuviera algo con qué entretenerse.

Un año después, la pequeña tiene que usar lentes con nueve dioptrías (ya perdió el enfoque en sus ojitos) y simplemente no puede ver sin ellos. Esto sucedió en la provincia de Jiangsu, en China.

De acuerdo con medios locales, tras 12 meses del uso del celular durante el día y noche, sus papás notaron que empezó a fruncir el ceño y a entrecerrar los ojos para observar mejor la pantalla.

Tras una revisión oftalmológica los especialistas confirmaron lo peor, la niña tenía 9D, el resultado de una persona con miopía leve es de -0.5 a 3D.

Liu Li, del Centro de Servicios de Atención Infantil y Materna de Yangzhou, aseguró que este diagnóstico es irreversible y que podría empeorar cuando la pequeña crezca.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños menores de un año no sean expuestos a pantallas y monitores. Los menores entre dos y cuatro años, pueden pasar un máximo de una hora al día.

Las autoridades recomiendan no exponer demasiado a los pequeños con el celular, sino que dedicarles tiempo y jugar con ellos o entretenerlos con crayones, pinturas u otro tipo de juguetes que fomenten el aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *